Un Robot Con Sentido Del Tacto

Cada nuevo desarrollo en el campo de la robótica por lo general provoca reacciones dispares que recorren la gama geeky de punta a punta, desde “O eme ge, genial” hasta “Próximo paso: Skynet”. Este reciente proyecto realizado en la Universidad Técnica de Munich (TUM) no ha de ser la excepción, aunque personalmente me inclinaría hacia el lado del espectro donde se ubiquen los agradablemente impresionados.

No se trata de un nuevo robot en sí sino más bien de un intento de dotar a los robots con un sentido del tacto lo más parecido posible al de los humanos. Estamos hablando, en otras palabras, de piel artificial. El ingeniero responsable se llama Philip Mittendorf y la estructura que diseñó se parece a un panal de abejas en el cual cada celda hexagonal está equipada con cuatro sensores infrarrojos. Éstos son capaces de detectar cuando un objeto/sujeto/estímulo foráneo se acerca a una distancia igual o menor a 1 cm, y en consecuencia el robot actúa de dos maneras posibles: Se aleja o se detiene para examinar aquello que haya activado los sensores.

Las placas son rígidas, tienen un tamaño de 5 cm cuadrados y cada una de ellas -además de ser un sensor táctil- opera como un punto de almacenamiento de información sobre diferentes elementos sensoriales que permite el rerouting en caso de que algo falle y los datos no puedan ser procesados centralmente. Además, tienen incrustados a su vez seis sensores de temperatura y un acelerómetro, y son lo suficientemente flexibles estructuralmente hablando como para facilitar la futura inclusión de otros sensores que brinden mayor especificidad, como por ejemplo unos que detecten presión. La piel artificial ha sido probada hasta ahora en un robot Bioloid y en un brazo robótico Kuka, y aunque es un trabajo en progreso, el principio funciona y puede vérselo en acción en el video que sigue.

Si te interesan los robots, échale una ojeada a DARPA Presenta Colibrí Robot Perfeccionado y 17 Robots Con Ritmo: Robots Que Cantan Y Bailan.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *